Reinventandome en el extranjero

Momentos de silencio son pocos en mis días, desde que me despiertan mis hijas a las 6:30 de la mañana hasta que por fin logro dormirme alrededor de las 10:30pm para empezar otra vez de nuevo al día siguiente.

No es que los momentos de silencio me hagan falta, al revés, cuando hay silencio es cuando más te entra el pánico al decir “que estoy haciendo con mi vida, lo he dejado todo y ahora, cómo encuentro de nuevo quien soy?”

Soy mamá de dos princesas y hace tres años y medio nos venimos de Miami a vivir a Suiza por el trabajo de mi esposo. En Miami, yo trabajaba como reportera de noticias para Univision sin parar y aunque esta profesión sigue siendo mi pasión laboral, tuve que pausar mi sueño para trabajar en mi familia.

Desde que llegamos a Lausanne, Suiza todo ha sido completamente diferente. Abandone los tacones, el maquillaje y las cámaras para vivir una vida realmente sencilla con idas al parque en jeans y camiseta y hallando la forma de encontrar nuevas actividades extra curriculares para no caer en la aburrida rutina.

Al establecerme con mi familia mi objetivo número uno era instalarme y asegurarme que todos tuviéramos de nuevo una vida estable.

Si acostumbrarse a una nueva casa no es fácil, mucho menos lo es el habituarse a vivir en un nueva país, donde hablan un idioma diferente, al otro lado del mundo y en donde no conoces a nadie. Así es la vida de expatriado. No es para todo el mundo, solo para aquellos que les emociona lo desconocido y no tienen miedo de crecer lejos de sus raíces.

En fin, una vez logrado mi objetivo número uno decidí regresar a mi. Quien soy, que quiero, como me veo de 5 o 10 años? Preguntas que llenaron mi cabeza por meses pues es que el volver al periodismo me es imposible de momento porque mis hijas están muy chiquitas y no hay la misma ayuda que en casa tenía.

Decidí iniciar como profesora en una academia de idiomas dando clases en inglés y español. Una labor que me dio mucha flexibilidad para ser mamá y siempre darle prioridad a mis hijas y a la vez conocer a gente interesante y enseñarles un nuevo idioma.

Más adelante me di cuenta que aún había un vacío en mi. Era el “gusanito” de la necesidad de reinventarme y tener mi propio proyecto. Algo innovador, divertido y productivo. Algo que pueda crear una diferencia en donde ahora es mi comunidad. De ahí salió Zümbini!

Cuando mi hija mayor tenía 6 meses, asistíamos a una clase de estimulación temprana de baile, música y movimiento libre. Esto es Zümbini! No es una clase cualquiera para bebés y niños, es una clase basada en compartir, en aceptarse, en bailar y cantar sin juzgar, en olvidarse de lo difícil que a veces puede ser la vida para recordarse que vivir y ver crecer a nuestros bebés es lo mejor del
mundo!

Coincidí con una amiga Argentina que también había dado a luz a su bebé una semana antes que yo y decidimos catapultarnos a certificarnos como instructoras en Cambridge, Inglaterra e iniciar nuestro propio negocio de Zümbini en Lausanne traído por primera vez a Suiza.

Después de medio año nuestras “Bini” familias ya son treinta. Varios de ellos han regresado sesión tras sesión lo que nos dice “algo estamos haciendo bien.”
Así es como conseguí reinventarme. Consiguiendo un trabajo que me pone de buenas, no es estresante y me deja ser mi propia jefa.

Un gran consejo a todas las mamás expat: si no puedes volver a tu pasión por factores que están fuera de tu control, encuentra la forma de reinventarte! No te quedes sentada viendo el tiempo pasar mientras tu rol de mamá y esposa son lo único que te hace moverte.

Atrévete a explorar nuevos horizontes, nuevas aventuras. Quien dice que algún día no volverás a lo tuyo. Mientras tanto adapta tu vida y crece como profesional, como líder, se tu propia jefa y crea tus horarios. Aprende un nuevo idioma y considera regresar a estudiar algo nuevo.
Dany!

Daniela Diego

WhatsApp Image 2019-10-24 at 08.17.22

Daniela Diego es periodista, maestra de idiomas y maneja su propio negocio como instructora de estimulación temprana.
Daniela es mamá de dos princesas y junto a su familia vive en Lausanne, Suiza.
Como mamá expatriada, Daniela puso su carrera como periodista en pausa para establecerse en un nuevo mundo lleno de obstáculos y oportunidades.
Con este cambio Daniela tuvo que reinventarse para encontrar una nueva pasión como mujer de negocios y a la vez darle siempre prioridad a sus hijas.

2 comentarios sobre “Reinventandome en el extranjero

  1. Dani, tú fortaleza e inteligencia nos motiva/inspira -quizás más de lo que te imaginas- a los que conocemos tus esfuerzos de cerca (y de no tan cerca, geográficamente hablando ;).
    Lo qué haces por tu familia tiene un GRAN…Ya vas viendo los resultados en las niñas: cultura, idioma…tenacidad y valentía de su madre (ejemplar)….prioridad al amor por la familia. En fin: esos valores se quedan en ellas!!! Tiempo Perfecto.

    Te aplaudo con el corazón! Periodista eres siempre my dear.

    Xio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *