Tu Amiga La #30ySola

Hola querida tribu, mi nombre es Ana Pamela y tengo 30ysompsomps…

Bueno ya, 35 para ser exactos. Nunca me he casado, he estado cerca varias veces (Debería existir un premio para las mujeres que regresamos más de 2 anillos de compromiso, pero esa es otra historia). No tengo hijos, no lo visualizo en un futuro cercano y tampoco ando viendo claro. Eso sí, estoy rodeada de hermosas mujeres que están felizmente “matrimoniadas” o en “amasiato”, con uno o chingo de hijos.

Les platico de mí. Soy actriz, cantante, conductora, comediante y bailarina desde hace 28 años. Llevo 3 años trabajando en mi proyecto de felicidad, un blog, talleres y conferencias que nacen de un proyecto llamado #PalabrasQueBailan y #30YSola. A Tato la conozco y es mi hermana de vida desde hace ya 15 años, ya que somos portadoras de 1 “ONE HIT WONDER NOVENTERO” y a Nina la conozco y amo desde hace dos años.

Te preguntarás ¿Qué hago aquí? ¿Qué puedo aportar a esta Tribu?

Para empezar en los últimos años he estudiado psicología en alimentación, Life Coach, espiritualidad entre otras cosas.

Yo soy tu amiga soltera, la que escucha pacientemente y siempre te dará su opinión objetiva, la que te hará reír con su soltería y sus tonterías, la que te dirá las cosas como las piensa, sin filtros.

La amiga que a veces se hartará de ti porque no paras de hablar de tus hijos.

La amiga que a veces extraña tu atención pero entiende que esta complicidad ha evolucionado.

La que ama ser la tía de tus hijos y que se revuelca jugando con ellos.

La que te visita con la intención de quedarse horas contigo y tu familia pero a veces se “engenta” y huye antes de tiempo.

La amiga que espera algún día le des consejos de “Cómo no morir en el intento por educar seres humanos maravillosos”

Yo sólo soy otro punto de vista en esta ecuación llamada comunidad, soy otra voz entre las miles que como mujer y mamá escucharás a lo largo de tu vida. Soy la persona que ha perdido amistades (sin quererlo) en el camino, de mujeres que valora, sólo por el “Ya no tenemos nada en común”.

Y justo aquí entra un punto importante que necesitas saber de mí, para ponerte en contexto de lo que la familia significa en mi vida.

Soy hija de un padre soltero (No, no soy hija de Cesar costa… si te reíste, ya me caíste bien porque somos de la misma generación).

Mi padre me educó de la mejor manera que pudo y me convirtió en un ser independiente, fuerte, solitario, a veces hermético y un tanto egoísta a la hora de defender mis sueños (más o menos cómo se piensa que debería ser la educación de un hombre) Digamos que yo me convertí en una feminista sin querer.

Ser así a los 25 años es una gran idea, a los 30 y muchos, pues…

Sí, sigue siendo una gran idea, pero el reloj biológico es una chingadera que en mi caso está un poco descompuesta. Pero bueno, siempre me reconfortaré pensando qué tal vez soy como la Demi Moore y el hombre de mi vida aún no ha nacido.

*SPOILER ALERT, AHORA SÍ VIENE LO SERIO*

Muero por ser madre, creo que es uno de mis más grandes sueños, pero no creo que eso forme parte de mi realización como ser humano y mucho menos como mujer, para mí sería como la cereza en el pastel de mi vida. También creo que la vida es lo que tiene que ser y si lo quisiera tanto ¿No lo hubiera hecho ya?. No se crean, le he dado muchas vueltas y hace 6 meses, sentí la mortalidad en la cara y cómo poco a poco mi útero se iba secando en soledad y entonces pensé muy seriamente en congelar mis óvulos o hacerme inseminación artificial, mi padre me dijo “Espera, no tomes la decisión así, si en 6 meses lo quieres hacer te apoyamos”… 6 Meses después, bendito “Jesuscristo Redentor de la Ciudad Satélite” que no lo hice.

El casarme no es un tema, si sucede que maravilla y si no, también. Creo firmemente que el amor va mucho más allá de un papel o una iglesia.

Cómo tu amiga soltera quiero que sepas que a veces (sólo a veces) puedo llegar a sentirme fuera de lugar en tu vida, porque en primera persona no sé de pañales, de berrinches, de problemas en un matrimonio, de la liga de la leche, de parto naturalizado y todas esas “vicisitudes” que vives a diario.

Cómo tu amiga soltera a veces (sólo a veces) me da tristeza no saber de eso en primera persona porque en algunos momentos deseo lo que tienes con todo el corazón. Todo esto no significa que no valore tu amistad, que no esté ahí para ti cada vez que necesites ser escuchada, que no ame mi vida tal cuál es y que no sepa que a veces tu también envidias un poco mi libertad y mi forma de vivirla.

Con mi voz de #30ySola me comprometo a buscar siempre los caminos que nos lleven a estar juntas y a crear puentes para seguir teniendo cosas en común y los mejores puentes son la amistad, la empatía, paciencia y honestidad.

No me sueltes la mano amiga, prometo no soltar la tuya…

Atte: TU AMIGA LA #30ySola

WhatsApp Image 2019-07-08 at 12.28.21

Ana Pamela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *